El Demonio de Laplace de Ion Aramendía

reseña demonio de laplace jon aramendia

Determinismo


Creo que desde la época de la facultad (y de eso hace la tira de años) no volvía a revolotear sobre esta palabra y sus contornos. No es algo de lo que se hable a diario y además abre brecha porque el determinismo es una teoría que da vértigo. El demonio de Laplace abre numerosos interrogantes. ¿ De verdad está todo previsto? ¿Cada una de tus decisiones por muy arbitrarias que creas que es ya viene marcada con anterioridad en tu línea de vida?¿Y si toda tu existencia responde a un patrón en el que tú eres un simple figurante?

Te lo advertí. Da vértigo.

Pues este es el trasfondo filosófico de esta novela negra ganadora del premio XXX de Cartagena Negra, con la que he disfrutado mucho.

Argumento


Quizá no hubiera pasado de ser un crimen más, un número en la estadística de muertes violentas de la capital, pero el asesino no contó con que la muchacha a la que arrancó la vida era la hija de un diplomático. Por eso llamaron a Pierre y también a Ángela. Entre los dos inspectores tratarán de resolver un caso que, por momentos, se vuelve más complicado y sobre cuya resolución planeará la sombra del determinismo o del libre albedrío.

Por otro lado, Ana, Sebastián, Fabian y David forman una banda, los Burbuja Roja. Son un cuarteto de rock progresivo que está ganando enteros en el barrio, pero eso es poco para ellos según Félix, quien se convertirá en su manager y los llevará hasta lo más alto. O eso al menos es lo que les ha prometido.

Para hacerlo tienen que someterse a algunos cambios, entre ellos americanizar su nombre, modificar un poco su forma de tocar y seguir sus órdenes a pies juntillas. Los Red Burble comienzan a despuntar, pero pareja a la fama, la otra cara de la moneda muestra toda su crudeza. Drogas, desavenencias, desgaste y… asesinatos.

Impresiones


Venía de otro estilo de narrativa y me costó un capítulo aterrizar en la voz tan personal que tiene Jon, pero una vez dentro, la he disfrutado muchísimo. Se nota que la ha escrito con mimo, que se ha documentado (o ha vivido de cerca algunas situaciones y entornos), por lo que la verosimilitud la tiene ganada por goleada. He disfrutado sobre todo con el entorno de los bolos musicales, con los que he recordado una época de mucho desgaste pero que gocé muchísimo. Y sí, la refleja a la perfección.

El argumento es interesante y el ritmo también está bien marcado con las diferentes líneas temporales, pero lo que más destacaría de la novela a nivel estilístico es el vocabulario junto con el foco narrativo. En líneas habituales el género negro utiliza términos poco líricos o elaborados. Van a lo concreto, incluso rayando la narrativa monacal (pocas florituras, solo lo más eficiente para la acción o la escena). Pues bien, frente a la corriente clásica, El demonio de Laplace lleva un estilo narrativo con un vocabulario más trabajado, acorde con el trasfondo filosófico de la obra, pero llamativo en cualquier caso.

También el foco narrativo me ha resultado curioso porque no incide apenas en los personajes (excepto en uno de los hilos argumentales) o en la acción como parece ser la tendencia ahora, sino que sigue un plano general que le da resultado.

Respecto a los personajes, están bien trazados y aunque no profundiza en el calado psicológico de cada uno de ellos, todos tienen su propia voz. Jon mantiene bien el suspense guardando hasta el último tercio del libro la identidad del asesino (aunque reconozco que lo acerté), y la novela sigue los patrones propios del género y el juego con el lector es honrado.

El interés no decae, yo al menos tenía la necesidad de volver a la historia en cuanto me dejasen las circunstancias y el ritmo está bien medido. Sin necesidad de artificios, el último tercio de la novela acelera el tempo de forma muy acertada y desemboca en un final que, no por esperado, es menos interesante.

Te gustará si


Te gusta descubrir autores noveles que merezcan la pena.

Lo tuyo es el negrocriminal con trasfondo filosófico.

Eres fan de las líneas temporales bien trabajadas dentro de la trama.

¿Y tú, conocías al autor o la novela? Cuéntame en los comentarios que soy toda oídos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.