Quien tiene un buen beta, tiene un tesoro.

En el artículo anterior hablamos del mapa de una novela. Por muy satisfecho o satisfecha que te encuentres, escribir la palabra fin es solo uno de los pasos para que los lectores lean nuestras novelas. Porque voy a desvelar algo que quizá no todos conocen pero tanto si te respalda una editorial como si no lo hace, hoy en día, el autor de la obra tiene que implicarse en el proceso de formación de la novela si quiere obtener unos buenos resultados.

De ahí la importancia de seguir un buen mapa. Y de ahí la importancia también de contar con unos buenos betas. En el artículo anterior hablamos de qué son, cuántos necesito, dónde encontrarlos y cuando pedir sus servicios. Pero eso no es todo. Ahora veremos qué necesitan recibir ellos, qué respuestas necesitas tú para mejorar tu manuscrito y cuáles son los pasos imprescindibles para conseguirlas.

¿Qué les envío a mis lectores cero?

Tu novela, ¿no? Parece de perogrullo, pero no es así. Ten en cuenta que no será lo mismo si cuentas con lectores cero voluntarios que con betas profesionales.

Lectores cero (familiares y amigos)

Necesitan tu novela, evidentemente, pero además debes guiarlos en los conceptos que más te interese que profundicen y te detallen después. No es ninguna locura preparar un cuestionario para que lo rellenen una vez que hayan leído tu manuscrito. Te recomiendo que no les pidas que lo rellenen mientras leen tu novela porque les sacará del sueño literario. Es mejor que les sugieras que anoten aquello que les llama la atención y que posteriormente les enviarás un cuestionario para que puedan explicar mejor algunos detalles.

Lectores cero aficionados

También sería conveniente que les enviases además de la novela, un breve cuestionario. En este caso, al ser aficionados, es acertado que les preguntes por temas más centrados en la narrativa si lo consideras necesario.

Descarga aquí el

Lectores cero profesionales

En este caso, con enviarles la novela es suficiente. Eso sí, pregunta antes en qué formato les resulta más sencillo recibirla. Generalmente será en Word porque allí pueden incluir los comentarios más fácilmente, pero por si acaso quieren trabajar con dos formatos (uno de lectura y otro para anotaciones), no está de más que ofrezcas enviarlo de varias maneras. Si ya dispones de sinopsis y portada, puedes adjuntarlas también por si quieren sugerirte alguna idea o mejora.

Ya tengo los betas y ahora ¿qué?

Lo primero, tranquilidad. Es muy probable que pienses que, al enviar el manuscrito y recibir las opiniones vas a encontrar una cantidad ingente de información y te agobies por ello. Vale, toma aire.

Si eres nuevo en estas lides, presta atención. No envíes la novela a todos los beta a la vez. Establece rondas que te servirán como filtros. Tres es un número adecuado. En un primer momento, a tus familiares y allegados. Ellos te devolverán el manuscrito con sus impresiones.

Una vez tengas las primeras correcciones de los familiares y amigos échales un primer vistazo y deja pasar un poco de tiempo antes de comenzar a hacer algo con ello. Es importante que dejes ese tiempo para que valores las respuestas en su justa medida y puedas tomar las decisiones más adecuadas (si implantar las opciones que te dan o no). Léelas, valóralas y si te parecen acertadas, modifica la novela con esa información.

Una vez que hayas superado esta fase (generalmente es la más larga porque este grupo suele tardar en leer), envía tu manuscrito ya pulido por primera vez a los lectores cero aficionados. En el momento que tengas sus opiniones, toca ponerse a trabajar de nuevo. Valora, pide razonamientos si no lo ves claro, etc.

En este caso serán menos personas y además al estar acostumbrados a lidiar con otros escritores, valorarán mucho el poder entregarte sus opiniones cuanto antes. Por eso este segundo filtro suele ser más rápido en contestar, aunque más trabajoso porque incide en aspectos más técnicos que los que te hayan facilitado en el primer grupo.

En cualquier caso, la idea es la misma. Lee con atención todo lo que te apunten, déjalo macerar un tiempo prudencial, valóralo según tu juicio y después, por último, decide si lo pones en práctica o no.

Cuando hayas revisado tu novela bajo este segundo filtro es el momento de enviarla al lector profesional. El beta profesional establecerá contigo un plazo y te solicitará la novela. De igual modo que en las anteriores ocasiones, cuando el beta te devuelva tanto el manuscrito como el informe, es el momento de leerlos con atención, pedir detalles si hay algo que no ha quedado claro, valorar las opiniones y razonamientos y decidir qué vas a implementar o que vas a desechar.

Es conveniente que te guíes por lo que él te diga ya que él, igual que tú, quiere que publiques una buena novela, así que necesitará un tiempo prudencial para dedicárselo y proponerte sus razonamientos, críticas constructivas y elaborar el informe.

Los doce pasos generales

  • Organiza el orden y flujo de respuestas de tus beta en tres grupos: beta familiares, beta aficionados y beta profesional.
  • Prepara el manuscrito en varios formatos: PDF, Word, ePub y Mobi.
  • Registra el manuscrito antes de enviarlo a cualquier beta (SafeCreative es una buena primera opción, pero lo ideal es que lo hagas en el Registro Intelectual). No es cuestión de desconfianza hacia tus lectores (es poco probable que alguno de ellos se apropie de la autoría de tu novela) sino para proteger tu texto y su difusión sin tu permiso.
  • Piensa bien si vas a auto publicar, mandar a alguna editorial o enviar a algún concurso editorial. Ten en cuenta que en muchos concursos uno de los requisitos es que sea totalmente inédito, que no lo hayas mostrado en la red.
  • Si necesitas buscar a tus lectores beta, prepara una entrada en la que detalles el tema, extensión, el tiempo medio en el que te gustaría recibir el feedback y qué les ofreces a cambio (por ejemplo, regalarles un ejemplar una vez publicada tu novela).
  • Para evitar que tus beta te den una cantidad de modificaciones excesiva, antes de enviárselo, trabaja tu manuscrito tantas veces como creas necesario. Cuanto más pulido lo hayas dejado, más facilitarás el trabajo de tus beta y más certeras serán sus opiniones. Un texto corregido siempre es más sencillo de leer, uno con muchos fallos puede desmotivar a tus lectores.
  • Puede que quieras recibir los comentarios de tus beta cada pocos capítulos, pero ten en cuenta que si lo haces de esa manera a pesar de que podrás ir trabajando tu manuscrito, es posible que la visión de tus beta haya cambiado al finalizar la lectura de la novela o sus impresiones tengan al concluir la lectura unos matices diferentes a los que te habían enviado al comienzo por lo que habrías trabajado en balde.
  • Procura establecer un tiempo apropiado para recibir sus respuestas (ten en cuenta la extensión de tu manuscrito y que lo hacen de manera voluntaria, no ajustes demasiado pero tampoco dejes un tiempo muy largo. Un mes, más o menos es un tiempo medio adecuado)
  • Intenta aceptar los comentarios de modo objetivo, olvida que hablan de tu novela, procura distanciarte de ella para poder entender y aplicar mejor los cambios que vayas a hacer. No te pongas a la defensiva.
  • Separa en lo posible los comentarios objetivos de las opiniones relativas a los gustos personales de los betas.
  • Antes de decidir hacer un cambio, busca alguna coincidencia. Si hay más de un beta que te señala lo mismo, ten en cuenta esa opinión.
  • Tanto si te han resultado válidos o si te han gustado las opiniones como si no es así, agradece a tus beta su trabajo con un mensaje, una mención en los agradecimientos de tu novela…

Son doce pasos fáciles de seguir, pero si los quieres aún más sencillos, en forma de check list, solo tienes que pinchar en el botón.

Ahora ya tienes gran parte del viaje preparado, malincuente. Solo tienes que ponerlo en marcha y si necesitas una lectura beta profesional, ya sabes dónde encontrarme (guiño, guiño).

Felices lecturas y escritura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.