Morir no es lo que más duele: Ines Plana

EXPECTATIVAS


Esta es la palabra que me queda en mente tras la lectura de Morir no es lo que más duele, la primera novela de Inés Plana. Había leído muchas opiniones acerca de la misma y me había creado una idea completamente equivocada y alejada de la experiencia que he tenido al leerla. Y eso, va en contra de la novela, puede que no haya sido demasiado justa porque ya voy predispuesta a encontrar algo que quizá no encuentre. Así que cada vez estoy más convencida de que lo peor que puedo hacer es leer una obra con la esperanza de que se cumplan las opiniones que he leído. ¿Te ha pasado alguna vez? Supongo que sí. 

ARGUMENTO


En las inmediaciones de Aguas, un pueblo abulense, ha aparecido un hombre ahorcado al que le han arrancado los ojos. Sin embargo, a pesar de registrar el escenario al detalle, no hay más pruebas que un papel en su bolsillo con un nombre y un apellido escritos de su puño y letra: Sara Azcárraga.

El teniente de la Guardia Civil, Julián Tresser, junto con su ayudante, el cabo Coira, comienzan la investigación desde esa pista mínima sin saber que el nombre de esa mujer menuda y atormentada, desatará respuestas para las que es posible que ninguno de ellos haya sido capaz de formular las preguntas.

La información que poco a poco van a ir descubriendo ambos, pondrán de manifiesto que las pesadillas del teniente no son simples imaginaciones sino que tienen su reflejo en la realidad y ocultan secretos familiares que Julián nunca hubiera imaginado. 

 

IMPRESIONES


Como te adelantaba unos párrafos atrás, llevaba unas expectativas muy altas y eso no ha sido muy bueno para la lectura. Me ha gustado la historia, sí, pero hay muchas cosas que me han alejado del sueño narrativo. Y ojo, no todas son responsabilidad de la escritora, sino también de la editorial (cosa que me ha molestado mucho, la verdad). Es dificilísimo entrar en la historia cuando no hay espacios entre las escenas y saltas sin ningún tipo de aviso del punto de vista de un personaje a otro. Eso me descoloca mucho y no me deja introducirme en la novela. 

Otra de las cosas que no me ha convencido demasiado es la cantidad de giros que tiene y que convierte el desenlace casi en un hilo de telenovela, algo prácticamente inverosímil por las casualidades y lo rebuscado de algunos de ellos. En cuanto a la construcción de los personajes, me parece buena en general, pero en el personaje criminal creo que entra demasiado tarde en mostrarnos cómo es y porqué es así. 

Los capítulos son largos y en algunas ocasiones eso hace que el ritmo se vuelva algo más lento de lo deseable a pesar de que el vocabulario es sencillo y la lectura fluida.

Ya ves que también hay muchas otras cosas que me han encantado. Por ejemplo la portada. Es llamativa y está llena de fuerza; y en cuanto a la novela, me ha gustado mucho que la narración se desarrolle en dos hilos temporales diferentes, 2007 y 1973, el momento en el que toma sentido toda la historia al completo. También los diálogos me han parecido ágiles y acordes con la personalidad de cada personaje aunque si tengo que poner una pega, diría que son algo escasos. Respecto a la ambientación y descripciones, ambas están bien construidas y hacen que puedas crearte una buena imagen del lugar del que la escritora está hablando y en que van sucediendo los hechos. 

Creo que para ser justa, es importante tener en cuenta que es la primera novela de Inés Plana, y está bien escrita, la lectura es fluida, la trama interesante, y lo que más me ha gustado de ella es la denuncia social que conlleva esta historia. No solo a nivel económico (recordemos que el hilo principal se desarrolla en 2007) sino también con la crítica a los tratamientos psicológicos de hoy en día.

Y eso me ha llevado a reflexionar que en muchas novelas negrocriminales se tratan algunos desórdenes mentales desde diferentes puntos de vista (víctima, asesino, profesionales que los tratan…). A mí es algo que me atrae e intriga mucho porque quizá conociendo esos desórdenes sería capaz de entender mejor la mente tanto de las víctimas como de los criminales. Por eso este mes, en el descargable del Bullet Inn, ahondaré un poco en varias novelas y algunos síndromes que tratan. Eso sí, sin desmontar ninguna historia, ya sabes que odio los spoilers.

Ahora es tu turno, ¿has leído el libro?¿Te ha gustado? Los comentarios son todos tuyos, y si quieres, te espero el próximo sábado en nuestro espacio de encuentro clandestino, el Bullet Inn. 


Suscríbete

Y cada mes recibirás contenido exclusivo del género: novedades, agenda y algún que otro salseo noir.

We respect your privacy.

¡ Hasta pronto, malincuente!

2 thoughts on “Morir no es lo que más duele: Ines Plana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.