Escritores de novela negra: llega el Crimnowrimo

escritores novela negra crimnowrimo

2014. Una joven escritora de novela negra comienza su manuscrito con ilusión y esfuerzo. Todos los días se sienta frente al ordenador y teclea capítulo a capítulo la que espera que sea su primera novela. Las escenas van pasando y el entusiasmo cede ante el ritmo de las circunstancias. Familia, trabajo nutricional y dudas. El editor interno surge sobre su hombro izquierdo con su talla mínima y su mala leche máxima. Empoderado con su traje rojo bien planchado, sus pequeños cuernecitos brillantes y el tridente en la mano, susurra en el oído de la joven escritora y la llena de dudas. El manuscrito se queda en un cajón.

2021. La joven escritora ya no lo es tanto (aunque está de muy buen ver aún, todo hay que decirlo 😉). Ha pasado un tiempo y cree que es el momento de rescatar aquel manuscrito. Ya ha lidiado con relatos, ha publicado varios en diferentes antologías, e incluso ha creado su serie propia. El editor interno sigue acechándola pero ha decidido que ese pequeñajo malencarado y faltón no va a truncar sus sueños. Es más, va a intentar que tampoco trunque los de otros compañeros y compañeras de profesión, sus queridos malincuentes.

Sí, has acertado. La escritora es la que suscribe y he decidido adaptar a las necesidades de una novela criminal a una iniciativa en la que participé hace unos años. Este es el resultado.

Continue reading

Madres tóxicas: realidad vs. ficción

madres tóxicas

¿Qué papel juegan las madres en las novelas negras? ¿Lo has pensado? Bueno, pues no siempre uno tan encomiable como cabría esperar. A veces son madres tóxicas. En general es un personaje al que los escritores respetan (todavía) pero eso va cambiando. La figura de la Madre ya no es un bastión inconquistable de refugio y protección. O, precisamente, por serlo, puede que incurra en un delito. Te lo enseño en cinco novelas que, de algún modo son reflejo de la realidad.

Continue reading

Asesinos natos

Asesinos natos en novela negra

El asesino nato es un personaje decisivo en lo negrocriminal. Uno de los motores de la historia. Si el investigador es el Ying, el criminal es el Yang. No puede existir uno sin el otro. Y a los lectores no nos gusta cualquier asesino, no. Debe tener una serie de características que no le hagan parecer un limaco, que lo conviertan en tridimensional y además que tenga cierto atractivo.

Porque no me lo negarás, nos va el morbo. Aceptar (hasta cierto punto) las reflexiones y hechos de un criminal te crea un dilema moral, un runrún que no te deja indiferente frente al personaje o frente a la historia. Y eso mola. Te engancha porque quieres entender, quieres saber por qué lo hizo y si recibirá su castigo o incluso si lo merece. Pero ojo que no todos los asesinos son iguales.

Continue reading

El rodillo negrocriminal (II)

Hola de nuevo. En esta ocasión te propongo que veamos la aplicación práctica de lo que vimos en el artículo anterior. Si no lo has leído, te animo a que lo hagas, vamos, que te espero.

¿Recuerdas que hablamos de la solución tan curiosa que encontró una mujer para extender la crema solar sobre su espalda? Pues ahora vamos a ver cómo se aplica el método del pensamiento lateral en el mundo de las novelas. ¿Nunca te has preguntado cómo solucionan los escritores esos “huecos” en las tramas cuando hacen el planteamiento de una novela? Y ¿cómo consiguen sorprendernos con modus operandi originales o armas impensables, por ejemplo? Efectivamente, haciendo uso del pensamiento lateral.

Pongamos por caso que quieres escribir un relato negrocriminal, pero quieres hacerlo diferente, con un arma del crimen difícil de descubrir y que se encuentre fácilmente en el camino del asesino y en el escenario del crimen. Veamos, por ejemplo, la víctima es un tipo muy desagradable que pasa horas en su oficina frente al ordenador…  

Problema: ¿Qué arma podría utilizar el asesino para pasar desapercibido pero que el ataque sea certero? Paso a paso. Vamos a verlo. Continue reading