Cumplenoir feliz, Agatha.

Para nosotros, lectores de novela negra, septiembre es importante porque es el mes del nacimiento de la gran dama del crimen, Agatha Christie.

Creadora de Hercules Poirot, Miss Marple, o la pareja de detectives Tomy y Tuppence, la genial escritora, ha sido y es un referente negro criminal indiscutible. Sus novelas han sido llevadas al cine y a la televisión en incontables ocasiones, pero también su vida estuvo cargada de misterio hasta el final de sus días.

Continue reading

Protagonista de una novela – thriller psicológico

En el Bullet Inn de hace varios meses, charlamos sobre la situación pandémica y te conté que, para mí, estábamos viviendo en una novela, un thriller psicológico en toda regla. Hoy, tiempo después, quiero revisar cómo han cambiado (o no las cosas) y si aún seguimos inmersos en una novela negrocriminal (spoiler, yo creo que sí), ¿me acompañas?

Por si te perdiste aquel Bullet, te cuento. En «Coronatime previo» te enseño qué pensaba hace meses; en el «coronatime actual» apunto la situación en la que nos encontramos ahora y que yo creo que sigue confirmando nuestra participación en un triller. A ver a tí qué te parece.

Continue reading

El último asalto negrocriminal: one hit wonder o disco de oro

one hit wonder

La sala está llena, el ambiente cargado. En el ring los dos contrincantes. A un lado el one hit wonder, en el otro, el disco de oro. Suena el silbato, la multitud expectante, calla y espera el primer golpe…

Esta última semana he recibido una newsletter cuyo asunto es «la música también se lee». Y no puedo estar más de acuerdo. Pero voy más allá de las grafías propias del asunto como notas, claves, silencios y demás, puesto que la música ha sido, es y será un detonante perfecto para una historia. Mira por ejemplo, la serie Pentagrama Criminal.

Y no es el único punto en común entre música y literatura, como te dije aquí. Por eso hace unos días, charlando con unas compañeras sobre los grandes éxitos de ayer y hoy me dio por pensar. ¿Qué se valora más en literatura? ¿Un autor que haya escrito un buen libro (aunque sea el único que ha escrito) o uno que sea muy prolífico y acumule varios éxitos a su espalda? Es decir, y trasladándolo a la música, un ¿one hit wonder (con sus matices, claro está) o un superventas?

La típica pregunta que lleva implícita una hipótesis repetida hasta la saciedad aunque no por eso debería ser excluyente (al menos en mi opinión): calidad o cantidad. Veamos un par de ejemplos en el negrocriminal dentro del significado más amplio del término.

Continue reading

A preguntas necias oidos sordos. El interrogatorio negrocriminal

Domingo cinco de la tarde. Momento de la merienda. Voy a abrir el tarro de nocilla pero algo llama mi atención. Hay rastros sospechosos en la encimera y en el propio recipiente. Tengo una corazonada (inducida por los hechos, claro está) y tomo una decisión, llamo al artista que acude rápidamente a la cocina. Voy a utilizar mi propia técnica de interrogatorio negrocriminal

—Cariño, es la hora de la merienda, ¿qué te apetece?

—Chocolate.

—Ya veo—contesto aguantando la risa—, hace mucho que no comes chocolate, ¿no?

El peque asiente serio con un cabeceo.

—Entonces, igual te pongo nocilla—le digo con toda la intención—. Pero, ¡anda! ¡Si el tarro tiene churretes! 

—¡Yo no he sido, no he tocado nada!

A mi cabeza acude la máxima de mi familia “respuesta sin pregunta, mentira declarada”. Pero sigo con mi representación. Voy tras una confesión, los interrogatorios no se me dan mal. Y menos en este caso.

—¡Vaya! Y ¿sabes qué ha podido pasar? 

El artista niega con seguridad.

—Nooo, yo no he tocado nada. No sé… ¿Habrá sido papá?

—Mmmm, puede ser, pero no lo creo. Oye, ¿te has lavado hoy los dientes después de comer?

—¡Pues claro!

—Ahh, entonces mírate en el espejo que tienes alrededor del morrete algo…

Espero a que llegue al baño, encienda la luz y mire su reflejo. Silencio.

Chocopista del malincuente infantil

—Mamá, igual sí que tengo que decirte algo.

—¿Si? Dime cariño, te escucho.

 

Interrogatorios y confesiones


Confieso que me encantan los interrogatorios de las series y novelas. Son básicos para el entorno negrocriminal, pero hay que ser realistas. Los verdaderos interrogatorios distan mucho de lo que nos enseñan en el cine y las series de televisión, en las que se conceden algunas licencias escénicas para conseguir mayor efectividad.

Los métodos que usan los investigadores están muy estudiados y en su mayoría tienen que ver con las técnicas Peace (Reino Unido) y últimamente (aunque aún está en revisión), la SUE (Suecia). Ambas son herramientas importantes para desarrollar un buen interrogatorio y coinciden en varios puntos que los investigadores deben tener en cuenta.

Continue reading

Alguien tiene que hacerlo

00

Mirillera negrocriminal

A Petra aún le escuece la palabra con la que su hijo se dirigió a ella el último domingo. Mirillera. Cuando él se lo dijo sintió una bola de fuego que la incendiaba por dentro. Pero si no llega a ser por ella, a Don Fulgencio lo hubieran dejado durmiendo la siesta eterna en el segundo B. Todos los vecinos estaban de vacaciones y nadie había echado en falta al anciano ni notó olor alguno excepto ella. Por eso llamó a sus hijos. Unos desagradecidos según Don Fulgencio. Ni tiempo para visitarle sacaban de mes en mes. Llegaron unas horas después de su llamada y ni siquiera la avisaron. Se enteró de todo, o más bien lo imaginó, detrás de la mirilla.  Continue reading