Alguien a quien conoces: Shari Lapena

VECINDARIO


Es curioso. Hay veces que parece que el Universo (o Murphy o lo que quiera que haya ahí fuera) se alinea y te brinda una serie de lecturas con algún común denominador. De momento ya llevo dos. Y ambas me han gustado. En el caso de Alguien a quien conoces la palabra que resuena es vecindario. La novela está ambientada en una urbanización de cierto estatus. Un lugar en el que a priori todos pensamos que se vive bien a todos los niveles. Despreocupación, seguridad, espacios amplios, gente simpática y agradable… Pero muchas de esas ideas son falsas. Y otras tantas, postureo.

Porque ¿cuánto conocemos de nuestros vecinos? ¿sabemos realmente quienes son esas personas con las que vivimos pared con pared? Trasteé en el tema con el audiorelato de Calcetines, pero si trasladamos estas situaciones a la vida real (y ¿cómo no hacerlo si los telediarios y periódicos están llenos de noticias parecidas?) da miedo pensar en lo poco que sabemos de las personas que, además de nuestra familia, tenemos más cerca y a las que acudimos muchas veces para cosas menos superficiales que pedir “un poquito de sal”. Continue reading

Cómo resolver un crimen en la vida real.

La semana pasada falleció una profesora del cole del peque. Era mayor, aunque no demasiado como para esperarlo porque gozaba de buena salud. La mujer era religiosa, una persona activa y muy comprometida con las causas sociales de la comunidad, por eso en seguida trascendió la noticia y también sus últimas voluntades. Había dejado dispuesto que una vez muriese, su cuerpo fuera donado a la ciencia.

Me pareció curioso en tanto que la religión, a lo largo de la historia no ha estado muy en el camino de la ciencia, pero creo que fue un gesto generoso y loable. Ya sé que una vez en el otro barrio, no debería importarnos qué hacen con nuestro envoltorio terrenal, pero que levante la mano quien haya decidido (y dejado constancia también) donar su cuerpo a la ciencia.

Pero, oye, te preguntarás, ¿no decías que podía ayudar a resolver crímenes? ¿qué tiene eso que ver con lo que me estás contando? Pues tiene que ver, sí, y ahora te lo cuento. Así como esta profesora decidió en su día contribuir a las investigaciones científicas médicas, también hay quien dona su cuerpo al… Centro de Investigación Antropológica. O lo que es lo mismo, La Granja de Cuerpos. Un lugar en el que se estudian los cadáveres humanos en distintas fases y situaciones con el fin de tener un registro de apoyo y ayuda en la resolución de crímenes ( que posteriormente tienen su reflejo con mayor o menor acierto en la literatura negrocriminal ).

Continue reading

Belleza Roja de Arantza Portabales

ROJO


No podía ser de otra manera. Después de leer esta novela queda en la retina un halo rojizo, una sensación carmesí, un poso de color. Es inevitable. Sobre todo tras leer uno de los capítulos. Pura delicia.

Un color típico navideño que hemos dejado de lado hace tan solo unas semanas y que aquí llegará en unos meses (San Fermín). Un color, además, que, últimamente inunda los títulos de algunas novelas negrocriminales muy interesantes (Reina Roja, El porqué del color rojo…).

Una palabra que definitivamente describe esta maravillosa novela de Arantza Portabales. Y te invito a que la descubras, estoy segura de que no te arrepentirás. Continue reading

Y tú, ¿de quién eres? Proyecto DNA Doe

Me fascinan los entresijos del ADN en el mundo criminal, lo puedes comprobar aquí. Pero más allá del asunto científico que tanto nos han mostrado en series como CSI, me interesa el entorno que estas instrucciones genéticas suponen para lo negrocriminal. En los nuevos campos que abren las investigaciones, en los fallos que pueden surgir, en las aplicaciones que pueden tener… En esos proyectos que van apareciendo y en los que hace unos años nadie hubiera reparado.

¿Has rellenado alguna vez tu árbol genealógico? Apuesto a que sí. Incluso es posible que te hayan hecho dibujarlo en el colegio. Puede que hasta hayas cuscuseado por la red en algunas webs relacionadas con el tema. Yo lo he hecho. Es natural. Queremos saber quienes somos, de donde venimos. Y en eso coincidimos pertenezcamos al punto del globo al que pertenezcamos.

Continue reading

El género negro y las series: bandas sonoras

Vuelvo a las series, esta vez por sus bandas sonoras. Al igual que una buena película de cine puede llegar a ser inolvidable si la acompaña una banda sonora excepcional como ya te conté por aquí, también las series de televisión llegan más al respetable cuanto más arropadas estén por una soundtrack que impacte de algún modo en los espectadores y les haga vivir una experiencia sensorial más completa al ver cada capítulo. Por eso últimamente este es un punto que se cuida y mima más a la hora de realizar una serie que pretenda ser de gran calado, solo hay que pensar en Juego de Tronos; ¿eres capaz de ver el comienzo sin tararear su melodía? Yo no.

La música guarda una estrecha relación con nuestras emociones, eso está claro, y parece que ahora para los productores es un elemento más a tener en cuenta con el fin de que el visionado de la serie resulte significativo. Bien porque despierta recuerdos, o porque esa melodía se te mete en el cerebro de forma machacona, o porque despierta en ti sentimientos positivos, incluir canciones conocidas o inspiradoras se ha vuelto una tendencia común.

En este primer artículo sobre las bandas sonoras de las series, te traigo cuatro telefilms cuyas soundtracks han resonado de algún modo en mí, y espero que también lo hagan en ti.

La Casa de Papel


¿Quién no conoce ya esta serie? ¿Tú? Pues te recomiendo que la veas porque es de lo mejorcito en factura patria que he visto últimamente. Y además viene regada con una de las bandas sonoras más “escuchables” y simbólicas de los últimos tiempos.

El detonante de la serie es un atraco a la fábrica de Moneda y Timbre por ocho personas cuyo uniforme es un mono rojo y una careta de Dalí. Todos ellos están liderados por un misterioso líder, El Profesor. El objetivo de estos atracadores es imprimir dentro de la propia Fábrica 2400 millones de euros en once días en los que deben lidiar con los rehenes y los intentos de la policía por desbaratar sus planes.

Este es la sinopsis de la primera temporada, aunque si te gusta (y creo que lo hará) tienes otras dos más ya estrenadas y una más que parece que llegará a nuestras pantallas el próximo enero.

En cuanto a la banda sonora, Bella Ciao es la canción más representativa que abandera la serie y es una de las que oía en boca de mi abuela allá por… Vaya, hace mucho, mucho tiempo. 😉. Como ves, ya era famosa tiempo atrás, pero con la serie esta canción ha retomado fuerza y va cargada de simbolismo en favor de la libertad.

Fargo


Reconozco que con esta serie he tenido mis más y mis menos. Probablemente porque no he visto (aún) la oscarizada película que le da nombre. Sin embargo, una vez que conseguí entrar en su universo, disfruté mucho de sus tres temporadas. Cada una de ellas tiene una historia diferente, pero todas se mueven en un marco común que es Minessota, en la estación más fría del año y también las marcan los estallidos de violencia que me recuerdan de algún modo al Tarantino más popular. Están llenas de pinceladas de humor negro y estoy segura de que no te dejarán indiferente.

La primera temporada es, a mi modo de ver, la mejor. En ella se entrecruzan varios hilos argumentales al igual que las circunstancias menos favorables y sorprendentes arrasan en la apacible vida de Lester, el protagonista, que trata de salir adelante a pesar de haberse convertido en cierto modo en la persona favorita de un mercenario asesino interpretado maravillosamente por Billy Bob Thornton.

La banda sonora que comparto contigo a continuación me gusta por su factura retro, así que, si tienes un poco de nostalgia de los shurups shubby du, te encantará.

Principal Sospechoso 1973


Ya te hablé de esta serie aquí, pero te refresco un poquito de qué va. Se trata de la precuela de Principal sospechoso en la que una joven detective (Jane Tenninson) ingresa en la comisaría de Hackney en 1973. Allí le dan su primer caso, resolver el asesinato de una joven prostituta.

Sus seis capítulos la hacen ideal para disfrutar si tienes poco rato para dedicarlo a ver series, aunque debes tener en cuenta que el tempo es lento, no se trata de un thriller ni mucho menos.

Dentro de su banda sonora puedes encontrar a Joe Cocker, Bob Marley, Pink Floid y la popular Tubular Bells de Mike Oldfield que asocio a momentos y personas muy importantes para mí.

Harrow


¿Cómo es posible a día de hoy rellenar una lista de series sin que salga un forense en ella? Efectivamente, no es posible. Comencé a verla porque describían al protagonista como una especie de House pero en terreno criminal. En mi opinión ni se le acerca, pero su banda sonora es de lo más entretenida y me ha descubierto canciones y grupos que yo desconocía.

Se compone de dos temporadas con capítulos autoconclusivos en lo que se refiere a los casos y parece que en 2020 llegará la tercera. No es una serie en la que vayas a descubrir grandes maravillas científicas (para eso ya estuvo en primer lugar CSI) pero sí que resulta entretenida y trenza bien los casos profesionales con el hilo argumental de la vida del forense.

 

Y hasta aquí la primera entrega de las soundtracks de series. ¿A ti te llaman la atención las bandas sonoras de las teleseries que ves? Me encantaría conocer tu opinión y si te ha gustado el artículo me haría muy feliz que lo compartieras.


Suscríbete

Y cada mes recibirás contenido exclusivo del género: novedades, agenda y algún que otro salseo noir.

We respect your privacy.