¿A qué estamos jugando? Crimen y videojuegos

Cada vez que conocemos un asesinato especialmente mediático nos preguntamos qué lleva a una persona a cometer un crimen. Este tipo de cuestiones ha hecho correr ríos de tinta en literatura y en psicología, pero también ha dado sus frutos en contenidos audiovisuales. Y es que dentro del género negrocriminal podemos encontrar  múltiples disciplinas: novela, series, películas, cómics y también los videojuegos han buscado su espacio dentro. Pero no es una temática exenta de polémica puesto que hay grupos que aseguran que este tipo de contenidos pueden estimular a personas con tendencias homicidas a cometer un asesinato.

Los videojuegos de violencia directa.

Patada de Mortal Kombat. En 2007 una pareja de adolescentes terminó con la vida de una niña de siete años asestándole una patada similar a las que se realizan en este videojuego según ellos mismos reconocieron.

Dead Rising. En 2013 una pareja de chicos mató a garrotazos al padre de uno de ellos. Dijeron que la idea del arma homicida surgió del videojuego (ambos eran gamers) donde se utiliza un bate de beisbol con clavos  del estilo al que usaron para el crimen.

Final Fantasy VIII. Año 2000. Este ha sido, probablemente el asesinato más mediático en España en relación a los videojuegos. José Rabadán, un joven de 16 años, asesinó a sus padres y hermana con la katana que estos le habían regalado emulando al protagonista del videojuego Final Fantasy.

Call of Duty. Año 2011. Ander Breivik asesinó a ocho personas en Oslo al colocar una bomba en medio de la ciudad. Horas después, en la isla de Utoya acabó con la vida de otras sesenta y ocho personas. El asesino, al ser detenido, reconoció que se había entrenado para realizar la matanza y mejora su puntería con el videojuego Call of Duty.

Frente a esta corriente, surge otra contrapuesta en la que aseguran que la verdadera causa de la violencia no son los videojuegos sino que la violencia responde a los problemas económicos y educativos antes que a las temáticas audiovisuales y además muestran que no todos los audiovisuales tienen la misma carga violenta.

Los videojuegos de investigación.

Frente a todos los anteriores, también hay un listado importante de videojuegos en los que lo que prima no es la violencia sino la investigación. En este caso, el estilo de gamer es diferente ya que están más dirigidos para juegos en el teléfono móvil, a diferencia de los que te he mostrado líneas atrás, que se desarrollan durante muchas más horas y suelen jugarse desde los domicilios de los gamers.

En estos juegos de misterio puedes encontrar desde detectives, oscuras investigaciones, crímenes extraños a esclarecer e incluso Escape Rooms, una gama de videojuegos con trama negro criminal y una carga bastante menos violenta que en los anteriores.

Las Escapes Online

Desde que comenzó la pandemia, el movimiento Escape Room ha tenido un boom tremendo en su modo online. Es un entretenimiento que te engancha porque plantea enigmas y jeroglíficos que ponen en marcha todas tus neuronas. Un punto más es si lo juegas en modo competición contra otro equipo. Adrenalina y risas aseguradas, en casa lo hicimos en pleno coronavirus y era el momento más esperado del día, no te digo más.

Si se trata de Escapes Online, esta es tu página. Hay 70 juegos para elegir por nivel de dificultad y también para jugar en familia. He probado tres (Apocalípsis higiénico, la melodía maldita y Toda una vida) y me han parecido bien desarrolladas y muy entretenidas.

Entonces…

Volviendo al asunto principal, las pantallas, los videojuegos y la potenciación del crimen. En mi opinión, el videojuego en sí no es bueno ni malo. Me parece que si una persona ya parte de una base de desequilibrio, cualquier motivo puede ser el reactivo para una reacción criminal.

Porque siguiendo con la teoría que supone que jugar a videojuegos violentos, si yo pasara tropecientas mil horas jugando al Trivial o al Pasapalabra (si hubiera videojuego, que lo desconozco)  ¿sería ya uno de los sillones de la RAE? ¡Me pido la Ñ! O mejor aún, el premio millonario del concurso. ¿Vale?

Me parece que no…

¿Y tú qué crees? ¿Eres fan de los videojuegos? ¿Piensas que pueden ser el detonante de un delito o crimen? ¿Has probado alguno de los Escapes Online? Cuéntame, me encantará saber qué opinas.

En cualquier caso, la polémica está servida ¿no crees? Si este te parece un buen tema de debate o quieres charlar sobre el género negrocriminal, te espero en el Bullet Inn. ¡Apúntate! Charlaremos una vez al mes del entorno que más nos gusta.

Nuestro lugar de encuentro clandestino y negrocriminal


 

Suscríbete

We respect your privacy.

One thought on “¿A qué estamos jugando? Crimen y videojuegos

  1. Pues yo creo que cuando no había videojuegos también existían psicópatas que mataban y ninguno de ellos estaba influenciado por eso. Otra cosa es que con una mente perturbada, hasta el anuncio de un detergente puede influir para cometer cualquier atrocidad (además de que cualquier excusa es buena).

    ¡Un post muy didáctico!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.