Escribe una novela negra en 30 días, malincuente

¿Te han dicho que es posible escribir una novela negra en 30 días? ¿Es por eso que has entrado a leer este artículo? Pues siento ser una waterparty, malincuente. Existen los magos pero no existe la magia. Realmente es muy improbable que lo consigas.

Eh, un momento. No te marches aún. No he dicho la última palabra. Sí, efectivamente no existe la magia pero sí los trucos. Hay un PERO, así con mayúsculas. No es sencillo escribir una novela negra en 30 días (apostaría un eusko a que no es posible pero como para todo roto hay un descosido, lo mismo hay quien sí lo puede conseguir así que mejor lo dejo solo en una probabilidad) pero SI es posible conseguir el manuscrito de tu novela. Después será el momento de pulirla, y en eso puedes (y debes) tardar todo el tiempo que sea necesario, sin metas fijas más allá de las lógicas para que la tarea no se alargue demasiado en el tiempo.

Entonces, queda clara mi apuesta.

Puedes escribir un primer borrador de tu novela negra en 30 días. ¿Cuál es el truco? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? (El quién y el por qué ya están claros desde el inicio, ¿no?).

¿Cuándo?

Para tu fortuna, cada año en noviembre se lanza un desafío de escritura llamado NaNoWriMo en el que cada participante se compromete a escribir 50.000 palabras. El evento se creó en 1999 y desde entonces tanto escritores noveles como consagrados lo han considerado un método ideal para darle un buen empujón a su carrera literaria.

La fecha límite es el día 30 de noviembre. Eso ayuda porque tener una meta siempre hace que nos obliguemos a escribir (y en algunos casos incluso hacerlo más rápido). En realidad, creo que lo más interesante en este reto es el apoyo de la comunidad y disfrutar con la experiencia. Pero además si consigues terminar el desafío con éxito casi te sientes como Kate Winslet en Titanic, la reina del mundo.

¿Dónde?

Puedes echarle un vistazo aquí. Verás que hay todo un mundo creado alrededor de este reto. Merchandising incluido, sí. Muchos escritores que se agrupan como campistas. Puedes buscar autores y autoras de tu género para apoyaros durante el reto que, te adelanto, será largo.

Si lo llevas bien, supone escribir 1.666 palabras diarias. A priori no parecen tantas, pero sin una buena planificación del tiempo y de la propia historia a mitad del mes puedes tener la sensación de pasear a mediodía por la parte más árida de cualquier desierto.

Yo… por avisarlo.

He participado en el NaNoWriMo oficial en varias ocasiones e incluso he organizado este verano un CrimNoWriMo criminal así que me gustaría compartir contigo algunos secretos básicos para escribir tanto en tan poco tiempo.

¿Cómo?

Te daré algunos consejos básicos que te ayudarán a centrarte en el NaNoWriMo y, si todo sale bien, terminarlo con éxito.

Hazlo visible.

Si vas a pasar mucho tiempo escribiendo en tu guarida, es posible que tus allegados te echen en falta así que será mejor que les avises de que durante el mes de noviembre vas a tener la agenda completa durante 30 días.

Pero hacerlo visible no solo sirve para esto. También es un recordatorio tangible de que te has comprometido a llevar algo a cabo. Ahora que todos saben que estás escribiendo es más difícil que faltes a tu cita diaria con el bolígrafo, ordenador o móvil. Saber que tienes que rendir cuentas porque te van a preguntar sobre el desarrollo del desafío es una motivación más para no rendirte por el camino.

Mejor hecho que perfecto.

Vale. Al comienzo del post te he comentado que lo que vas a conseguir en 30 días es un borrador, ¿recuerdas? Bien. Pues debes tener en cuenta que un borrador es imperfecto, tiene taras, tachones, trozos inconexos, agujeros de trama, personajes que en un capítulo son morenos y en el siguiente rubios… Asume que en este mes tu meta es escribir, no definir ni pulir. Hay que dejar al editor en casa, si es posible encerrado en el sótano. Vamos a hacerle sufrir un poquito que para esos somos escritores de ficción criminal, ¿no?

¡Pues eso! Que escribas sin filtro, ya te tocará después editar sin piedad.

¿Cuál es uno de los secretos para no perder la motivación y escribir con ganas cada uno de los días, así? Escribir la escena que más te apetezca en ese momento. De esa manera tendrás el entusiasmo necesario para soltar todo lo que llevas dentro y casi sin darte cuenta alcanzarás las 1666 palabras diarias. Eso sí, para no perderte por el camino, te recomiendo que tengas planificado un esquema con el fin de retomar la historia dónde y cuando quieras sin perder el hilo conductor.

Hemingway en tu camino.

Decía el genio borrachín que a él le ayudaba escribir motivado pero su estrategia contra el folio en blanco suponía detenerse sin terminar la escena o el capítulo que estaba escribiendo. ¿Por qué? Bueno, los caminos de la mente son inescrutables pero, en este caso, tiene que ver con un efecto cuyos resultados están muy estudiados. Verás. ¿Alguna vez has escuchado una canción (babyshark por ejemplo) y esta te ha acompañado hasta el infinito durante horas y horas en un bucle infernal? Es un daño colateral del Efecto Zergainik. Un fenómeno por el que las cosas que quedan a medio terminar siguen “vivas” en tu mente, por lo que, si te detienes en un punto álgido de una escena o capítulo, tu cabecita seguirá pensando en ello hasta tu próxima sesión de escritura, y cuando comiences a escribir, sabrás perfectamente por dónde quieres continuar.

Mens sana in corpore sano.

Si has decidido aceptar el reto, es que la escritura es importante para ti. Pero, como siempre te digo, no solo de noir vive el hombre. Además de la escritura, tendrás que alimentarte, descansar, buscar una actividad de ocio que te haga desconectar, etc.

No dejes de lado la hidratación, las horas de sueño necesarias ni el ejercicio. Serán fundamentales para que tengas energía tanto física. Si estas fallan es posible que te sientas tan cansado que empieces a flaquear y termines abandonando el NaNoWriMo. Y eso no entra en nuestros planes, ¿verdad? Cuídate y tus letras te lo agradecerán.

La imaginación al poder.

Una de las técnicas de los atletas más famosos y exitosos es imaginarse ganadores. Cruzando la meta el primero, o con una medalla sobre el escalón más alto del pódium. Todo vale. Es un recurso que insufla ánimo y cuanto más real lo sientas, más cerca lo verás y más desearás conseguirlo (por lo que trabajarás con más ahínco para lograrlo, te lo dije desde el principio, no hay magia que valga, lo harás gracias a tu esfuerzo).

Atención, atención, último aviso: mapa, brújula o paisajista.

Recuerda que el NaNoWriMo es tan solo una de las muchas formas en las que puedes desafiarte a escribir. Y no importa si eres escritor de mapa, brújula o paisajista, aunque en este caso la experiencia dice que tener un esquema pretrazado te ayudará en el camino. Por eso he preparado un manual para que puedas enfrentarte con éxito a este o cualquier otro reto de escritura en el que quieras participar.

Con dos pistolas es un manual sencillo que te proporcionará la estructura necesaria para completar tu borrador de ficción criminal con una gran sonrisa en la boca. ¿Te animas, malincuente?

Atrévete, solo tienes que hacerlo… con dos pistolas.