Hagamos que parezca un accidente: asesinos literarios

Asesinos natos

El asesino nato es un personaje decisivo en lo negrocriminal. Uno de los motores de la historia. Si el investigador es el Ying, el criminal es el Yang. No puede existir uno sin el otro. Y a los lectores no nos gusta cualquier asesino, no. Debe tener una serie de características que no le hagan parecer un limaco, que lo conviertan en tridimensional y además que tenga cierto atractivo.

Porque no me lo negarás, nos va el morbo. Aceptar (hasta cierto punto) las reflexiones y hechos de un criminal te crea un dilema moral, un runrún que no te deja indiferente frente al personaje o frente a la historia. Y eso mola. Te engancha porque quieres entender, quieres saber por qué lo hizo y si recibirá su castigo o incluso si lo merece. Pero ojo que no todos los asesinos son iguales.

Continue reading

El Demonio de Laplace de Ion Aramendía

reseña demonio de laplace jon aramendia

Determinismo


Creo que desde la época de la facultad (y de eso hace la tira de años) no volvía a revolotear sobre esta palabra y sus contornos. No es algo de lo que se hable a diario y además abre brecha porque el determinismo es una teoría que da vértigo. El demonio de Laplace abre numerosos interrogantes. ¿ De verdad está todo previsto? ¿Cada una de tus decisiones por muy arbitrarias que creas que es ya viene marcada con anterioridad en tu línea de vida?¿Y si toda tu existencia responde a un patrón en el que tú eres un simple figurante?

Te lo advertí. Da vértigo.

Pues este es el trasfondo filosófico de esta novela negra ganadora del premio XXX de Cartagena Negra, con la que he disfrutado mucho.

Continue reading