El rodillo negrocriminal (II)

Hola de nuevo. En esta ocasión te propongo que veamos la aplicación práctica de lo que vimos en el artículo anterior. Si no lo has leído, te animo a que lo hagas, vamos, que te espero.

¿Recuerdas que hablamos de la solución tan curiosa que encontró una mujer para extender la crema solar sobre su espalda? Pues ahora vamos a ver cómo se aplica el método del pensamiento lateral en el mundo de las novelas. ¿Nunca te has preguntado cómo solucionan los escritores esos “huecos” en las tramas cuando hacen el planteamiento de una novela? Y ¿cómo consiguen sorprendernos con modus operandi originales o armas impensables, por ejemplo? Efectivamente, haciendo uso del pensamiento lateral.

Pongamos por caso que quieres escribir un relato negrocriminal, pero quieres hacerlo diferente, con un arma del crimen difícil de descubrir y que se encuentre fácilmente en el camino del asesino y en el escenario del crimen. Veamos, por ejemplo, la víctima es un tipo muy desagradable que pasa horas en su oficina frente al ordenador…  

Problema: ¿Qué arma podría utilizar el asesino para pasar desapercibido pero que el ataque sea certero? Paso a paso. Vamos a verlo. Continue reading

Entre tú y yo un regalo es para siempre (si es novela negra mejor)

Recibir un regalo es fantástico. Si es un libro, es maravilloso. Y si ya, aciertan con el género y además no lo has leído casi se convierte en una experiencia religiosa, como decía el cantante.  Eso es lo mejor de recibir presentes. Y a lo largo del tiempo me he encontrado con una especie de pauta en cuanto a regaladores de libros que hoy comparto contigo. Seguro que te suenan. Continue reading