El género negro y las series: policiales femeninos.

Allá por junio comenzamos a hablar de las series relacionadas con el género negro. La primera entrega fue sobre la TSNR (tensión sexual no resuelta), y ahora le toca el turno a los policiales.
Dentro de la parrilla televisiva existe un amplio abanico de series policiales, pero si nos centramos en que la protagonista sea femenina, la cosa se reduce bastante. Y hoy te traigo tres mujeres y tres series que para mí son imprescindibles.

Happy Valley / Catherine Cawood
Happy Valley (ojo cuidao con lo irónico del título) se desarrolla en Halifax, una zona de West Yorkshire en Inglaterra bastante deprimida a nivel económico. Allí trabaja Catherine, una mujer policía cuyo pasado pesa como una losa sobre su espalda.
Este es un personaje al que de manera irremediable vas a tomarle cariño porque se ha construido con mucha sensatez. Es una protagonista dura y seria, como corresponde a su cargo, pero a la vez transmite mucha intensidad y humanidad cuando pasa a su vida personal.
Ella es, a mi modo de ver, el gran acierto de la serie junto con la empatía general que se genera hacia los lugares, actitudes y sucesos que muestran una realidad que a pesar de ser bastante incómoda, se acerca más a nuestra forma de ser que la que nos muestran las series americanas.
Se han rodado dos temporadas que tratan sobre cómo el sentirse en un callejón sin salida puede obligar a alguien a actuar de una manera delictiva. Así, algo que en principio parece sencillo y casi inocente (un secuestro para pedir un rescate) se puede complicar bastante cuando entran en el juego delincuentes profesionales.
En ese entorno, la complicada vida familiar de Catherine a la que no le falta de nada (separada, abuela precoz, y madre de un chico con el que no se habla y de una chica que, víctima de una violación, se suicidó tras tener al niño, y vive con su hermana ex – alcohólica), también comienza a enredarse.
Dicen que quizá a finales de este año se presente la tercera parte. Ojala fuera así  porque me encantaría ver en la pequeña pantalla de nuevo a Catherine. El compendio de dureza y humanidad de la protagonista es de esos sentimientos que se queda clavado en tu memoria y en tu retina.
The killing/ Sarah Linden
Sarah Linden es la segunda protagonista que lleva el peso principal de una investigación. Lo hace en la serie The Killing. De ella me gusta casi todo (y digo casi porque esos jerseys que lleva el personaje los conozco de primera mano y no les tengo especial cariño): sus silencios, los secretos que oculta, su olfato, las inseguridades que asoman en algunos momentos… Una delicia de personaje por la humanización de la que se le ha dotado.
La serie se compone de cuatro temporadas: las dos primeras están unidas por la resolución de un crimen pero la tercera y la cuarta, aunque tienen un nexo común, tratan diferentes asesinatos.
Es uno de los grandes éxitos de las series criminales de la pequeña pantalla con toda la razón. Además del maravilloso tándem compuesto por Linden y Holder, la ambientación supone un personaje más. Los escenarios con luz pobre y lúgubre, esa lluvia, ese Seattle gris tan desconocido, influyen en el ánimo del espectador.
The killing tiene prácticamente todo lo que un buen espectador de noir puede buscar en una serie. La trama está bien pensada y los giros son sorprendentes en su justa medida. No le faltan buenos diálogos y muestra una intriga política creíble con sus correspondientes conspiraciones. Sus personajes están bien construidos con un pasado y un presente incierto, y lleva un ritmo que sin ser frenético ajusta la intriga y el suspense con exactitud.
Lo cierto es que no sé cómo lo hacen, pero esta serie a pesar de no contar con un tempo demasiado agitado, es absorbente y consigue que cuando termines un capítulo quieras continuar con el siguiente sin esperar ni un minuto. Totalmente recomendable.
Bron/Broen / Saga Noren
Y llegamos a la tercera reina indiscutible de los policiales femeninos. Saga Noren, un personaje magníficamente interpretado por Sofia Helin y construido sobre un trastorno de comportamiento social. Hay quien defiende que el personaje presenta rasgos de Asperger o un trastorno del espectro autista como el protagonista de The Good Doctor o el famoso Sheldon Cooper. Puede ser. Lo que está claro es que sus problemas para las relaciones sociales no le restan un ápice de inteligencia ni de olfato para descubrir a los criminales. La lógica es la que rige todas sus acciones y lleva prácticamente todas sus interpretaciones al sentido literal, lo que revierte en el espectador creando cierta ternura hacia esta protagonista.
La serie, que tiene también su versión americana, se compone de cuatro temporadas y comienza con el hallazgo de un cuerpo en medio del puente que une Dinamarca y Suecia. La disposición del mismo (mitad en una frontera y mitad en la otra) hace que tanto la policía danesa como la sueca se involucren en la resolución del crimen. Y esto da unas situaciones y escenas la mar de interesantes en las que podrás ver que no es oro todo lo que reluce en la maravillosa Escandinavia y que incluso entre suecos y daneses tienen sus asperezas.
La pareja creada por Saga (sueca) y Martin (danés), da uno de los mejores resultados de la pequeña pantalla. Ella, como ya te he comentado, tiene un importante problema de relaciones sociales y él, amable y simpático e infiel por naturaleza, trata de entenderla y ayudarla.
Pero el punto fuerte de la serie no son solo estos dos personajes sino que Bron /Broen despliega muchos elementos propios de una excelente serie noir: giros inesperados, un ritmo trepidante, red herrings, cliffhangers...
Creo que la trama policíaca es espectacular en la primera temporada, decae un poquito en la segunda y retoma el ritmo, la intriga y el suspense a la perfección en la tercera. Ya ha llegado la cuarta por estos lares y, aunque todavía no la he visto estoy convencida de que a pesar de tener tan solo ocho episodios, serán una  auténtica delicatessen.
Estoy segura de que conocías al menos una de estas tres series, ¿verdad? ¿Me contarías cuál te gusta más y porqué? ¿Me recomiendas alguna otra? Soy toda oídos.
Lee, disfruta y cuéntame.

Suscríbete

Y cada mes recibirás contenido exclusivo del género: novedades, agenda y algún que otro salseo noir.

6 thoughts on “El género negro y las series: policiales femeninos.

  1. Pues ya es casualidad que hayamos publicado el mismo tema la misma semana 😀 . Aunque he de reconocer que tu análisis de los personajes está mucho más elaborado que los que yo he hecho. Me gusta y tomo nota 😉
    Y además hemos coincidido en una serie. No conocía las otras dos, pero me las apunto, junto a la que me recomendó Cris.

    Un abrazo,
    Alex.

    1. Esto de las series es un agujero negro del tiempo, jajaja. También he apuntado algunas de las que tú señalas porque no las he visto aún (Sherlock y Mindhunter están en el top ten para verlas cuanto antes). True Detective y The killing fueron de lo mejorcito. Lástima que se acaben, ¿verdad? Muchas gracias por pasarte y comentar, Alejandro. Por cierto, a mí también me ha encantado tu post, no sé si te lo he llegado a decir.
      Ah, y al hilo de la casualidad me surge una duda…¿coincidiremos en la siguiente entrada? Jajaja. Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.