5+5 novelas para pasar un verano criminal

No tengo remedio. Cada año en estas fechas tropiezo con la misma piedra..

Llegan el calor, la piscina y las vacaciones. Me emociono porque eso, en principio supone más tiempo para relajarse (muy necesario) y para disfrutar de la familia, amigos y aficiones que, en mi caso son dos: leer y escribir. Así que cada mes de Julio, la semana previa a San Fermín (el primer tramo vacacional del año), entusiasmada, hago un petate con todas los libros que quiero leer durante los meses de verano.

Y no sé a ti, pero a mí con los libros me pasa lo mismo que con los dulces. Como más con la vista que con el estómago. Sobrecargo el Kindle (bendito sea el invento, porque antes las maletas pesaban una barbaridad con tanto libro) y generalmente termino las vacaciones con la sensación —errónea—de no haber aprovechado lo suficiente el tiempo.

Pero el llorar se va a acabar.

Este año, que estoy de con el modo “organizada y reflexiva on”, he decidido que voy a ir pasito a pasito y me voy a preparar las lecturas por semanas. Con mucha suerte y teniendo en cuenta que el verano son un par de meses, podré leer unos ocho o diez libros en estas fechas. Así que en esta ocasión he confeccionado un listado acorde al tiempo con el que cuento.

Si lo dejase así, esto no pasaría de ser una lista de deseos estival, pero a mí me gustaría que si te apetece, me acompañes o te apuntes algunas sugerencias criminales. De ahí lo del 5 + 5 del título. He preparado cinco categorías y en cada una de ellas he puesto dos libros. Uno que ya he leído y que te recomiendo (con su correspondiente argumentación) y otro libro que es el que quiero— y supuestamente— voy a leer.

Best seller


Patria / La mujer en la ventana

Patria (Fernando Aramburu)

Esta ha sido la típica lectura que me han recomendado hasta la saciedad, pero que me resistía a leer porque el tema me resultaba escabroso y creía que me iba a dejar mala sensación. Afortunadamente no ha sido así, he disfrutado muchísimo del estilo narrativo del autor. También de la historia y de la visión que da sobre el conflicto vasco. No se moja ni toma partido, bien es verdad, pero demuestra una gran habilidad al pasar por ambos lados mostrándonos lo que ya sabemos. Que las dos orillas están llenas de perdedores.

La mujer en la ventana (A.J. Finn)

Desde que salió al mercado ha tenido un éxito abrumador. Las críticas han sido positivas y ha cosechado un gran número de seguidores. En principio estas son algunas de las pistas que me suelen distanciar de un libro, pero no sé porqué me pareció que quizá merecería la pena leerlo. Lo apunté a pesar de que por la sinopsis le intuyo cierto aroma a “inspiración” de “La ventana indiscreta” de Hitchcock. Veremos.

Clásico


El cartero siempre llama dos veces / A sangre fría

El cartero siempre llama dos veces  (J. Mc Cain)

Parece mentira que todavía no lo hubiera leído. Gracias a Cris Mandarica y a Alexis Ravelo (cómo no), llegué a este clásico del género negro que disfruté como una niña. Me convenció ese “noir” relacionado con la fatalidad, la historia de pasión, esa ruptura con todas las lecturas policiacas que había estado consumiendo hasta ese momento. Gracias a esta novela recordé que el género negro es mucho más que una investigación policial. Si buscas una historia negra lejos de comisarías y patólogos forenses, dale una oportunidad. Seguro que te gusta.

A sangre fría (Truman Capote)

Otra de esas novelas que me han recomendado hasta la saciedad y que tengo en la estantería a la espera. De este verano no pasa. Conozco al autor, pero en otra faceta más dramática (El arpa de hierba), así que me gustaría descubrirlo en este género. Ya me he comprometido con Esther Magar, que me la recomendó— una vez más— hace unas semanas, así que espero disfrutarla como seguro merece.

Relatos inquietantes


La habitación de Nona / Cuentos escogidos

La habitación de Nona (Cristina Fernández Cuevas).

Soy una enamorada de los relatos inquietantes. Me encantan Roald Dahl, Etgar Keret, Robert Bloch, y ahora en esta lista también incluyo a Cristina Fernández Cuevas y su habitación de Nona. De todos los relatos me quedo con “Interno con figura”, pero no quiero dar pistas que puedan descubrir más de lo necesario, así que si te gustan los relatos o te apetece darles una oportunidad, te lo recomiendo.

Cuentos escogidos  (Shirley Jackson)

Si al interés que profeso por los relatos, le añadimos que esta mujer es un referente para Stephen King y que ha sido una de las lecturas que ha preparado Deborahlibros para el Club de Lecturas del Molino de San Andrés (al que sabía que no podría ir en esta primera cita y por eso no lo he leído aún)… Pues no va más. Apuntado y preparado para hincarle el diente.

Escritor local


Sin retorno/ A la luz del vino

Sin retorno (Susana Rodríguez Lezáun)

Es fácil encontrar novelas negras entre los autores consagrados, pero también me gusta colarme entre las filas de los futuribles (y si además son locales mejor, para conocer el panorama) porque siempre hay más de una sorpresa agradable. Como por ejemplo la trilogía de Susana Rodríguez Lezáun. Esta primera novela se desarrolla en Roncesvalles, al comienzo del Camino de Santiago. Es una historia entretenida cuya continuación, para mi gusto, es incluso mejor. Además, si te da pereza el asunto de las sagas por inconclusas, te doy la buena noticia de que hace poco se publicó la tercera novela (todavía no la he leído, pero está apuntada), por lo que ya tienes la historia al completo a tu entera disposición.

A la luz del vino (Carlos Ollo Razquin)

Esta es la segunda novela del tándem de los Villatuerta a quienes conocí en ¿Quién con fuego? Tengo ganas de leerla porque Carlos escribe bien, hila y trenza las historias con sensatez y sus personajes están muy bien caracterizados.  A la luz del vino espera paciente en la estantería desde hace meses; cosas de la vida, otros libros han echado el intermitente y la han adelantado. Pero ha llegado el momento. El verano es la estación ideal para leerlo y degustarlo con una buena copa de vino en la mano.

Últimas publicaciones


Cuando sale la reclusa / La novia gitana.

Cuando sale la reclusa (Fred Vargas)

Soy incondicional del peculiar comisario Adamsberg. Llevo leídas cinco de las doce novelas publicadas de la saga. Y algo debe tener porque este mismo año, la autora ha sido galardonada con el Premio Princesa de Asturias 2018. Te di mis impresiones sobre esta novela aquí, hace unos meses. Y vuelvo a sugerirte que le des una oportunidad al comisario. No sé si te gustará o si lo odiarás, pero seguro que no te dejará indiferente.

La novia gitana (Carmen Mola)

Con esta novela tengo una relación intermitente. Vi sus primeras críticas. La apunté y me distancié. Continuaron las críticas y el misterio que ronda a la identidad de su autora o autor. Le presté algo más de atención y pedí turno de lectura en la biblioteca, pero me ha estado esquivando por diversos motivos (retrasos en la devolución de la novela, la llamada de la biblioteca que nunca llegó a mi teléfono…). Parece que ahora sí le he puesto remedio y, casi con seguridad, podré leerla dentro de unas semanas. Cruzo los dedos.

Bonus track


Como te he dicho antes, a pesar de mis buenos propósitos lectores, es muy probable que en cualquier momento se crucen más lecturas en mi camino porque no solo de “noir” vive el hombre (la última de Penélope Mortimer por ejemplo…). Así que ahora te lanzo la pregunta a ti: ¿Qué vas a leer este verano? ¿Me recomiendas alguna lectura especialmente? Los comentarios son todos tuyos. Te leeré con atención.

Feliz verano, y ya sabes…

Lee. Disfruta. Cuéntame.

One thought on “5+5 novelas para pasar un verano criminal

  1. Muy interesantes las novelas que comentas. “Patria” me encantó, por cierto, y “A sangre fría” es una de mis eternas pendientes. Este verano creo que lo voy a usar para cambiar de registro y me he pasado a la novela histórica que cuenta “Victus” (y a lo que venga después). Ya volveré a lo negro y criminal en septiembre.

    Buen verano y buenas lecturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *