Menos sangre que un limaco. Esos personajes sin arco dramático.

Los humanos somos una especie emocional. Criaturas que experimentan y responden a la emoción de forma visceral. Es lo que nos conecta, lo que genera empatía y nos lleva a reaccionar tanto de forma positiva como negativa frente a los demás. Por eso los personajes principales de las novelas y películas son suelen ser proactivos. Actúan y sufren conflictos —internos y externos— que les llevan a transformarse. Al menos eso es lo que espero encontrar en un protagonista al leer un libro o ver una película.

 

¿Tú también? Supongo que sí. Porque no nos engañemos, nos gusta ver sufrir a los personajes, aunque también queremos ver como superan sus obstáculos. Vivimos con ellos una especie de catarsis, de terapia improvisada que nos prepara psicológicamente para enfrentarnos a nuestras propias dudas, miedos, defectos y remordimientos.

 

Ese cambio en el personaje es lo que en literatura se denomina el arco dramático. Es el responsable de que empaticemos con la historia y el protagonista, y como te decía, lo que esperamos encontrar en las novelas la gran mayoría de lectores.  Pero a veces esa magia sencillamente no ocurre. De hecho en estas últimas semanas me ha sucedido en dos ocasiones. Con un libro y también con un thriller: Toda una vida de Robert Seethaler y Tres anuncios en las afueras de Martin McDonagh. En ambas ocasiones el personaje principal me ha noqueado porque no tiene un desarrollo emocional y psicológico de transformación. Y sin embargo, ambos productos tienen una repercusión tremenda (no hay más que ver la lista de “oscarizables” para el cuatro de marzo o las entusiastas reseñas del libro).

 

Así las cosas, puse la centrifugadora en marcha. ¿Por qué unos personajes que no mutan, que no se transforman gustan tanto? Puede que cada ejemplo responda a una de las dos caras de la misma moneda.

Continue reading

No solo de noir…Las tormentas interiores de Gerardo Pérez

Noir


No solo de noir vive el hombre, no. También es necesario tener cierto equipaje literario (y si es posible registrarlo como ya dije aquí), para poder comparar y opinar.  Y febrero es el mes del amor, ergo…hoy traigo una lectura alejada del género negro que trata sobre este sentimiento que nos lleva a todos de cabeza.

¿Cuántas veces a lo largo de tu vida has sido consciente de que estás viviendo una existencia que no se parece en nada a lo que habías ideado para ti? ¿Cuál fue el desencadenante que consiguió abrirte los ojos ante esa situación? Y, lo que es más importante, ¿qué hiciste? ¿tomaste las riendas de tu vida?

Continue reading

Cupido y National Geographic: amor noir

¿Imaginas qué sucedería si Cupido, el mofletudo angelote, visitara las páginas centrales de la famosa publicación? Conociendo el “modus operandi” de National Geographic, yo me hago una ligera idea…

Esto es un búfalo
Así te lo muestra National Geographic

 

 

 

¿Te acuerdas de la época dorada de la revista? Todos hacíamos chistes a cuenta de cómo sus fotografías nos enseñaban la “realidad” del mundo. Siempre de un modo mucho más directo y en muchas ocasiones, incluso cruel.

Con Cupido, el amor y la novela negra pasa algo parecido. Ese sentimiento que todos anhelamos y que en muchos casos rige nuestra existencia se muestra con toda su crudeza en el género noir mal a pesar de S.S.Van Dine y su regla número tres.

Y es que en la actualidad, el amor pese a quien le pese, es uno más de los hilos que trenzan el argumento de las novelas negras. Y no solo en su fase romántica sino en toda su extensa tipología. Tiene su lógica, si lo piensas detenidamente, porque el amor — junto con la venganza y el dinero—, es uno de los tres grandes motivos en los que se engloban las razones principales para cometer un crimen.

Así las cosas, hoy, con motivo de la festividad del regordete angelito te muestro el decálogo más oscuro del amor y las novelas en las que puedes encontrarlo.

Ojo, advertencia. Odio los spoilers, por lo que no voy a destrozar el argumento de ninguna de estas novelas al contarte qué tipo de relación amorosa puedes encontrar entre sus páginas.

Es más, para averiguar qué personajes viven una situación como la que te relato, te recomiendo que las leas. Después, si te apetece, las comentamos.

Continue reading

10 grandes escritores y su oscuro pasado

Dicen que el pasado pasado está. En cualquier caso, todos tenemos uno y, por más que se haya empeñado Karina con su baúl, no siempre es mejor ni a todo el mundo le apetece volver la vista atrás para recordarlo. Sobre todo si eres un escritor con un pasado oscuro. Y esto no es un asunto exclusivo de escritores de novelas negras, no creas. Es independiente al género literario. Verás.

Ni los autores son seres sobrenaturales tocados por la magia de las musas ni las novelas se escriben en un acto supremo de inspiración (aunque como en todo, siempre hay excepciones). La vida de los escritores a veces es tan bohemia y excepcional como nos hacen ver pero ojo, que todo el mundo tiene un pasado y, como decía antes, en ocasiones no es algo positivo. De hecho, hay muchos escritores que preferirían ocultarlo, enterrarlo y sepultarlo. En algunos casos porque puede ser vergonzoso, pero en otros porque pertenece a una época que quisieran olvidar (actos criminales incluidos).

Hoy te traigo diez ejemplos del pasado de escritores famosos. Un pasado del que algunos no se sentirían muy orgullosos o que quizá preferirían que no saliera a la luz.

Continue reading