¿Por qué nos gustan tanto las suecas? El éxito de la novela negra sueca.

No, no voy a hablar aquí de la cara angelical ni de las largas piernas de las féminas suecas.  Lo siento por los seguidores de José Luis López Vázquez pero no va por ahí el asunto mal que le pese al personal. Esto es otra cosa, yo me refiero a la novela negra sueca.

Desde que vi en Youtube este video acerca de la fórmula del éxito en los greatest hits musicales de Spotify no puedo dejar de centrifugar. Si, como parece, existe una estructura válida para lograr la corona de laureles en el ámbito musical y se compone únicamente de cuatro acordes básicos —algo bastante sencillo—, ¿sucederá  lo mismo en la literatura? ¿Por qué un libro triunfa y otro no? ¿Qué puntos en común tienen las novelas negras de mayor éxito?

Por ejemplo el fenómeno nórdico en literatura negra. Me pregunto por qué nos gusta tanto la novela negra sueca. ¿Por qué funciona tan bien? He profundizado un poco en el asunto y creo que ahora lo sé. Pasa y acomódate que te lo cuento.

Las suecas


No lo puedo evitar. Eso de no estar a gritos todo el día… qué quieres que te diga. Me pone los dientes largos. Envidio a los suecos.… Pero luego pienso en el “Svensk somma” (los días fresquitos y encapotados de su pseudo – verano), la falta de roce social, la tristeza de los menús (solo de un plato) y el pastizal que cuesta tomarse una copichuela y se me pasa un poco.

Novela Negra Sueca
Suecia. Orden. Silencio. Extraordinaria conciencia medioambiental. Una mezcla irresistible que además llega siempre jalonada de éxitos como Abba o Ikea.

Y en cuanto a  la literatura negra (en su más amplia concepción)…La cosa tiene sus matices.

No se a ti, pero lo que es a mí, los nombres y topónimos suecos se me atragantan en mitad de la tráquea como un bocadillo de polvorones. Tanta diéresis y consonantes juntas se me hacen bola. De hecho, me cuesta decidirme a leer novelas nórdicas  porque este asunto rompe mi sueño narrativo durante bastantes páginas y, la verdad, leer a trompicones me molesta muchísimo.

Sin embargo, a pesar de que el único punto en común que tengo con la cultura nórdica es el consumo ingente de café y que a priori no puedo empatizar ni con la mitad de lo que me muestran en las novelas (ni los escenarios son parecidos a los que conozco, ni los estilos de investigación, ni la fórmula social… igual que los americanos, es cierto, aunque a estos últimos estoy más acostumbrada) algunos autores me tienen enganchada.

¿Por qué?

mus suecos novela negra
Si te las vas a ver con un sueco en el tapete…¡ojo cuidado, que se las saben todas!

Porque estos suecos, aunque no lo digan, saben jugar al mus. Es más, sospecho que tienen una mano ganadora o se guardan un as en la manga los muy ladinos. Saben todas las señas y casi siempre llevan dúplex o triplex. Doy fe. Creo que en cuestiones de literatura negra, a pesar de tener sus detractores (que también los hay) han dado en el clavo.

Las novelas negras suecas son un cóctel explosivo y resultón que combina con gracia algunas características propias de varios géneros. Si a eso le sumamos el componente exótico pero cercano del europeo semi – desconocido y el profundo conocimiento que tienen de su público objetivo —que explotan además con mucha habilidad— el resultado es claro: éxito al canto.

Del periodismo


La novela negra sueca toma del periodismo un vocabulario cercano y sencillo.  No encontrarás en sus páginas ningún recurso estilístico recargado ni lleno de metáforas ni florituras. Prefieren utilizar un lenguaje llano y comprensible que favorece la empatía del lector con la historia y sus personajes.

También al estilo de los buenos periodistas y sus crónicas sociales, los autores  reflejan la sociedad nórdica de forma realista e incluso muestran que allí no es oro todo lo que reluce a pesar de que para muchos países de Europa sean el modelo social a seguir.

Esta crítica —que todo hay que decirlo, suele ser bastante suave y superficial— humaniza a nuestros queridos y perfectos suecos, normalizándolos y haciéndolos menos intachables.

Del Best Seller


Vale. Este tipo de libro a pesar de saturar el mercado no pasará a los anales de la literatura, pero hay que reconocer que son un objeto de consumo masivo y quien más quien menos, conoce títulos y autores. Por algo será.

Estos suecos, que son más listos que el hambre, han estudiado en profundidad las estructuras y recursos de los best seller y han configurado una triada compuesta por: un ritmo trepidante, una historia sentimental como hilo conductor secundario y por supuesto, un final más o menos feliz (o al menos que deje al lector con buena sensación de boca) que funciona a la perfección. No falla.

De la Novela Negra.


Finalmente, de la novela negra (en el más amplio sentido de la palabra), toma también algunas características básicas como por ejemplo los “escenarios negros”. Es complicado imaginar un crimen o un oscuro delito en una playa de Alicante a más de treinta grados en pleno verano, pero si el ambiente se llena de sombras, hace un frío del demonio, llueve y la luz del sol es inexistente…La cosa cambia ¿verdad?

Por otra parte, además del crimen o delito propio del género —que los suecos pueden presentar de manera bastante cruenta si se lo proponen—, toma prestados de la novela negra clásica los equipos de investigación tanto a nivel científico como policial, con lo que el resultado suele ser bastante dinámico por la variedad de personajes y también muy actual en cuanto a los procesos de investigación.

Algunos nombres


A estas alturas es complicado que no tengas alguna referencia de autores nórdicos de novela negra, pero por si este fuera el caso, a continuación te detallo algunos de los más exitosos como son Jo Nesbo, Inger Frimansson, Mankell, Schepp, Camilla Läckberg, Liza Marklund, Aino Trosell, Hakan Nesser, Ake Edwardson, Arne Dahl, Leif GW Persson, Lars Kepler y el archiconocido Stieg Larsson.

¿Y tú? ¿Crees que existe una fórmula para el éxito? ¿Has leído a alguno de estos autores?¿Qué opinión te merecen? ¿Me recomendarías alguna novela en particular? Tienes los comentarios a tu disposición, soy toda oídos.

Lee. Disfruta.Cuéntame.

Guía breve del género negro

Parece ser que una de las mayores dificultades en el medio literario es la definición de las obras por categorías. Bien sea porque los géneros puros han terminado por mezclarse o acaso por motivos publicitarios (para conseguir un fenómeno de ventas y mayores beneficios), el caso es que cada vez es más complicado guiarse por las definiciones de las novelas que vienen en las contraportadas de los libros. De ahí esta guía breve del género negro.

Y es que el  noir no es una excepción. Por eso, he pensado que este sería  interesante poder concretar qué tipo de novela negra tenemos entre las manos o conocer las características más reseñables del estilo de libro que tenemos pensado escribir.

Continue reading

Quien a buen tópico se arrima, buena historia le cobija: tópicos efectivos en novela negra.

quien a buen tópico se arrima buena historia le cobija

En estos tiempos en que las disciplinas dominantes del mercado (decoración, moda, etc) han aupado el término “vintage” (lo que en la lengua de Cervantes #detodalavida viene siendo antiguo o viejo, vaya) a las posiciones más elevadas en el ranking nuestro de cada día y se han apuntado el tanto de la tendencia rompedora, creo que sería conveniente subrayar que la literatura, una vez más y le pese a quien le pese, lleva el asunto del “vintage” pegadito a su cadera desde que el mundo es mundo.

Si. Si miramos el universo literario en general, podemos establecer que existe el “universo vintage” en las obras clásicas de toda la vida (generalmente anteriores al S.XX), los autores imprescindibles (raro es que no hayan pasado como cincuenta años desde su muerte), las novelas básicas de cada género (por regla general suelen datar del origen de los tiempos)… Pero también, si nos enfocamos en modo “macro”, podemos descubrir que casi cada novela está influenciada por lo “vintage”. ¿Cómo? Por los tópicos.

Como lectora puede que no te gusten los clichés, pero en muchos géneros estos tópicos se han convertido en las coordenadas básicas para moverse con seguridad dentro del estilo elegido. En fantasía por ejemplo, como bien nos muestra Ana Gonzalez Duque, suele haber unos personajes que se repiten (el héroe, el mentor…) y el lector de este género además, los espera. También en las novelas de amor hay una interrupción inoportuna en el “momento beso” por ejemplo. Son instantes básicos. Predecibles si quieres, pero que funcionan y se repiten una y otra vez a lo largo de las novelas.

¿Hacemos un repaso por los diez tópicos más efectivos de la novela negra y sus ejemplos?

Continue reading