Equipo de investigación: Queen y la novela negra

 

Hace unos meses, hablando de los tópicos de la novela negra, traté de manera general el tema de los equipos de investigación y Ana Bolox me pidió que desarrollase un poco el concepto. De ahí la entrada de hoy.

Y para ello no se me ha ocurrido mejor forma de hacerlo que con Queen. ¿Por qué? Porque un grupo de éxito arrollador como ellos se sostiene  —al igual que las brigadas de investigación perfectas donde cada uno de los personajes está especializado en un área concreta—  en cuatro pilares fundamentales que corresponden a los personajes y líneas de investigación emblemáticos dentro de la novela.

No es una casualidad que el número de estos equipos sea cuatro. Cada personaje generalmente, lleva una línea argumental en la investigación y también una línea personal que profundiza en sus circunstancias más o menos íntimas para darle mayor profundidad y empaque a la historia.

El desarrollo de más líneas haría muy complicada la novela tanto para el lector como para el autor, por lo que esta es la cantidad más adecuada para elaborar una trama manejable y desarrollar un número de personajes aceptable que no sature al lector.

Por otra parte, si bien es cierto que no todos los grupos de investigación contienen a la vez estos cuatro arquetipos, lo más común es que al menos dos de ellos surjan juntos en la mayoría de policiales. Así que…vamos con Queen: ¡música maestro!

El Front man – Investigador principal.


Cuando piensas en Queen ¿Qué imagen te llega a la mente? A mi, sin lugar a dudas Freddy Mercury. Y es que la banda y el front man en este caso son conceptos inseparables. No puedo imaginar a Queen sin Freddy o a Freddy sin identificarlo con Queen. Del mismo modo, hay equipos de investigación y novelas en las que el carisma del investigador / policía / detective principal transforma a un protagonista en el líder indiscutible de la saga ¿Quién no ha preguntado en la biblioteca por la última de Harry Hole por ejemplo?

Ejemplos hay muchos y variados: Kraken en El Silencio de la ciudad Blanca, la inspectora Petra Delicado de Alicia Gimenez Bartlett, el comisario Adamsberg de las novelas de Fred Vargas o el famoso (gracias a la dudosa adaptación del Muñeco de Nieve) Harry Hole de Jo Nesbo. También Rocco Schiavone de Manzini, la comisaria Webber – Tejedor de Rosa Ribas o el comisario Corominas de Carlos Bass son personajes reconocibles al cien por cien porque obran como figuras angulares; aquellas que dan nombre a la saga o la serie que protagonizan.

 

En la Guitarra – El experto virtuoso.


¿Qué sería de Queen sin los imprescindibles rifs de Brian May? El guitarra del grupo tendría su equivalente en la novela negra en el personaje excéntrico cuya habilidad es absolutamente necesaria para resolver el caso.

Generalmente suele ser un experto en informática como Begoña Lacalle en Deudas del Frio o como Beate Lonn de Jo Nesbo (experto en análisis de vídeo y comportamiento con un “don” especial: el gyrus fusiforme). También puedes encontrarlo en Jonan Etxaide, antropólogo y arqueólogo de la Trilogía del Baztán.

En cualquier caso, independientemente de la materia de la que sean expertos, ellos son los encargados de elaborar y reproducir la melodía que hipnotiza y seduce al lector en el transcurso de la historia. Esta figura es la responsable del momento “un capitulo más y lo dejo”, porque estás expectante del próximo hallazgo que te descubrirá el personaje.

A la Batería – El tipo duro.


¿Alguien es capaz de entonar We will rock you sin simular los golpes de batería con las manos o con los pies? Creo que no. Roger Taylor, el batería o baterista del grupo, es a Queen lo que el “tipo duro” en el equipo de investigación de una novela negra. Imprescindible. Son los conseguidores, los que no dudan en tratar con la peor ralea, los que saben moverse en los bajos fondos y codearse con los peores criminales para extraer la información más relevante o los recursos necesarios. Aquellos que son tan duros que parece que sudan petróleo. Por todo ello los rasgos distintivos de este personaje son su carácter ácido y sus repuestas ásperas.

Estos personajes marcan el ritmo y dirigen los pasos del equipo de investigación tanto en los momentos más sosegados como en los capítulos en los que la acción se vuelve agresiva. Son los elementos que controlan el paso de los demás personajes, por lo que este rol suele desarrollarlo el investigador principal del equipo, que generalmente es el protagonista de la novela.

Algunos ejemplos de esta figura son Lee Blanchard en La Dalia Negra, Rocco Schiavone en la serie de Manzini o también Ramiro Sancho, el inspector barbudo de Pérez Gellida.

 

Al Bajo – Investigadores de campo.


Desde que el mundo es mundo, el bajo es el instrumento que peor se ha considerado. Injustamente ninguneado, es el que pasa más desapercibido y, sin embargo es un elemento decisivo y crítico dentro de la banda. ¿Recuerdas la melodía tan característica del bajo de John Deacon en “Under Pressure”? Estoy segura de que sí.  El bajo va de la mano con la batería de la misma forma que en la novela negra el investigador principal necesita de los técnicos de campo. Son las piezas fundamentales para que la rueda de la investigación avance porque dan continuidad y sentido a la resolución del caso.

Algunos de los mejores investigadores de campo son: Adrien Danglard en la serie del comisario Adamsberg, Reiner Fischer en las novelas de Rosa Ribas, Vianello y Pucetti en las novelas de Donna León o Pierron y Rispoli en la serie de Rocco Schiavone.

Como ves, todo equipo de investigación que se precie tiene al menos dos de las anteriores figuras, y todas ellas tienen su reflejo en una buena banda como Queen. El trabajo cada uno de estos personajes y sus funciones específicas, permiten que la investigación avance como en  un  pentagrama perfecto —incluso con sus bemoles y sostenidos— hasta completar la resolución del caso.

 

¿Y tú? ¿Reconoces alguna de estas figuras en tus últimas lecturas negras? ¿Conoces algún otro ejemplo? ¡Me encantaría que lo compartieses en los comentarios!

Y si te preguntas cómo es posible que te haya dado tantos nombres y datos de diferentes novelas, te diré que no tengo una memoria prodigiosa sino una guía de lecturas que me sirve para no olvidarme de nada y que puede ser tuya también pinchando en la imagen. ¿Te animas?

¡Feliz día!

4 thoughts on “Equipo de investigación: Queen y la novela negra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *